miércoles, 22 de mayo de 2013

La primera comunión de mi hija Ana


Este Domingo llegó el día, el que me ha tenido alejado del blog tanto tiempo. La primera comunión de mi hija mayor Ana. Casi en secreto he estado mucho tiempo preparándole una fiesta especial de piratas y princesas sin que ella lo supiera hasta el momento en que llegamos allí.
Tras mucho buscar, recorrer, preguntar y no encontrar lo que buscabamos. Apareció por fin: un pequeño restaurante con espectaculares vistas al mar y en el mismo puerto de la ciudad. Gestionado por unas personas entrañables que dijeron que si a todo lo que les pedía ( Aun no puedo terminar de creérmelo). A veces tanto buscar y buscar, y lo que necesitas está al lado tuyo sin que te hayas dado cuenta.


El restaurante del museo nacional de arqueología submarina Arqva que no lo conocíamos. Cuando entré dije.... es aquí, lo he encontrado. Preparé infinidad de cosas para decorarlo aunque es tan bonito que no era muy necesario, pero quería algo especial y muy personal.

Mesa dulce con la colaboración de las cucadas de mary que nos hizo cakepops y galletas de comunión que había en cada plato como marcasitios. La confiteria Las cositas de dedulce, que nos preparó la tarta de cava y fresa, los macarons y los cupcakes .







Hicimos unas macetas de gominolas rosas con el nombre de Ana de las cuales no quedó nada. La tarta les quedó preciosa justo así la quería. 

Decoré las mesa con centros de flores rosas y blancas dentro de bomboneras y botes de cristal que tenían en el restaurante. 


La mesa de los niños con coronas,varitas mágicas, sombreros,espadas de piratas, monedas, parches etc..


El sitting, con blondas de pastel y cápsulas de magdalenas en un biombo de madera chulísimo.


El menú


También recopilamos fotos de la primera comunión de los invitados y las distribuimos por el restaurante en portafotos blancos. 


A los niños les hice estas marionetas de piratas y princesas como regalo con la técnica soft que sabéis que tanto me gusta. Un agobio, estuve a punto de abandonar mil veces.


Los puse en estas bolsas


Para mis sobrinos los mellizos, los mas pequeños dos camisetas



Sus sábanas




y el edredón


Fué un día especial, la ceremonia religiosa muy emotiva y además el día de pentecostés cuando sacan a la virgen del Rocío. Lo mejor de todo: No solté ni una lágrima. Pensaba que iba a llorar como un bebé pero no. Aguanté el tipo perfectamente todo el día. Prueba superada.

Y lo último: El vestido.. que va a decir su padre Estaba guapísima con el traje clásico de siempre. 


Tuvieron una ginkana de piratas con búsqueda del tesoro pruebas etc..por el puerto que habían ambientado para la ocasión, y después un guiñol con una historia de piratas y princesas que seguimos todos pequeños y mayores con mucha atención. Gracias a Juani y a su equipo de monitores.









3 comentarios:

  1. Es la suerte de tener un tío peluquero q le puedes cambiar las cosas!!!!!!un lujo para mi tmb!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Madre mia que elegante y que fino quedó todo, y que bien lo pasamos nosotros y los niños.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Precioso todo, las sábanas me han dejado con la boca abierta!
    Besos, Mª José

    ResponderEliminar