jueves, 18 de agosto de 2011

Abanico Miss-Tigri


Como tenemos boda a la vista en unos días (con este calor), se me ocurrió pintarle a mi mujer un abanico para que nos fuese haciendo aire durante la ceremonia y que mejor que luciendo una de mis pinturas.

Lo desmonté entero y pinté con pátina dorada todas las varillas porque a la reina de la casa no le gustaba en color madera y tenía que hacerle juego con los complementos.


Despegué también la tela para poderlo pintar mejor y sorpresa, traspasaba mucho por detrás... solución: impermeabilizar con termolina toda la parte de atrás del abanico y pintarla otra vez de negro, en fin que mucho trabajo..pero ha quedado muy bien. Cuesta trabajo cerrarlo pero bueno, para ser el primero.

Es la primera boda a la que voy en mucho tiempo en la que no voy a hacer nada de flores, ni arroces, ni novios, ni video, ni fotos, ni nada por el estilo solo cenar y bailar, no se si lo resistiré ... algo se me ocurrirá para hacer.

2 comentarios:

  1. Genial me encanta una verdadera maravilla, no se si te acuerdas que mi cumpleaños al igual que el tuyo es en noviembre es por si se te había olvidado jejejeje besitos

    ResponderEliminar
  2. MI SANTO TAMBIÉN ES NOVIEMBRE....... YO QUIERO UNO.............. ES UNA PRECIOSIDAD ME ENCANTA.

    EÑA

    ResponderEliminar